Páginas
Webs de Tarot:

De dónde procede una Buena Vidente Verdadera.

La clarividencia y su procedencia

A pesar de que no existen conclusiones concretas, todo lo encontrado por la ciencia supone la idea que todos los seres humanos poseen capacidades mentales poco explotadas.

Entre las grandes dudas que existen en el mundo del ocultismo, es si las videntes, también conocidas como clarividentes, adquieren sus habilidades al nacer o se hacen con el tiempo.

Aunque no cabe vacilación para decir que la videncia se puede entrenar, la mayoría de las videntes verdaderas son reconocidas por obtener sus dones por nacimiento.

La vidente verdadera es un individuo que ha nacido con el don único de prever futuro de una u otra manera. Este ha sido heredado por sus antepasados (sean cercanos o no) y se ha manifestado en ella de una forma nata y natural.

Las mujeres con estos dones son consideradas “escogidas divinamente” para desarrollar la videncia. De este modo, podrán ayudar a los demás en las dificultades que se puedan presentar en su camino. Puedes ver un ejemplo de ello y conocer a una vidente verdadera consultado sus escritos en su web.

Existen videntes que han desarrollado estas habilidades desde una temprana edad, teniendo marcado su futuro como médium. Esto les ha permitido instruirse a lo largo su vida en esta práctica, convirtiéndolas así en expertas al momento de las consultas. El vidente verá las imágenes y tendrá la sensación cognoscitiva, y lo hará servir a la débil humanidad.

Experiencias y objetivos

El principal y único objetivo de una vidente verdadera es ofrecer su apoyo, a través de sus habilidades sobrenaturales, a los individuos que acuden a ellos buscando respuestas o ayuda.

Además, estas aptitudes les permiten involucrarse con el otro lado. Es decir, logran una comunicación con espíritus del más allá, por lo que desarrollan un fuerte vinculo con este mundo espiritual.

Hay quienes se convierten en clarividentes después de tener experiencias cercanas a la muerte. Algunos usan estimulantes para aumentar su potencial de videncia. Esto a su vez puede llegar a afectar la información recibida, siendo así inexacta.

A la hora de determinar si una vidente verdadera nace o se hace, se pueden obtener distintas opiniones al respecto. Sin embargo, son muchos los casos en que estos individuos poseen estas cualidades especiales desde muy corta edad.

Los comentarios están cerrados.